Bolsas y Mercados Españoles
Buscador de
empresas
Proporcionar liquidez a los accionistas

El mercado bursátil permite a los propietarios una rápida conversión en liquidez del capital invertido en el negocio. Los antiguos accionistas, muchas veces socios fundadores de las empresas, encuentran en la Bolsa la contrapartida que les facilita recoger los beneficios de su andadura empresarial en el momento más oportuno; así mismo, ayuda a resolver con facilidad otros inconvenientes en empresas de carácter familiar.

 Las razones que uno o varios accionistas tienen para desprenderse de su participación en la empresa pueden ser varias. La más evidente es la de obtener recursos para la realización de inversiones alternativas. Ligada con ésta nos encontramos con la conveniencia de diversificar el riesgo, abarcando otras actividades económicas en sectores de ciclo diferente.

 La salida de algunos accionistas de la compañía suele coincidir con un momento de transformación de la vida de la sociedad . Esta transformación a menudo se hace patente en empresas familiares que podríamos llamar de tercera generación. Cuando la empresa

La Bolsa permite a los propietarios una rápida conversión en liquidez de sus acciones, a un precio objetivo

familiar se convierte en "empresa de familias" a veces surge la necesidad de dar salida a algún accionista a un precio objetivo. Algo similar sucede cuando un socio minoritario no comparte la estrategia de futuro de la empresa o pierde interés en la misma. Naturalmente, empresa familiar y empresa cotizada en Bolsa no son conceptos excluyentes, la posibilidad de vender parte de las acciones en el mercado no significa perder el control de la empresa. Al contrario, buen número de las empresas admitidas en Bolsa siguen estando bajo el control de grupos familiares, y en algunos casos la salida a Bolsa ha contribuido a asegurar la supervivencia de la empresa.

Empresa familiar y empresa cotizada en Bolsa no son conceptos excluyentes. Al contrario, buen número de las empresas admitidas en Bolsa  siguen estando bajo el control de grupos familiares

En todos estos casos, el mercado bursátil ofrece una solución viable, aportando la liquidez necesaria para la parte que interesa colocar, a un precio de venta que es el valor objetivo que el mercado establece en función de la situación de la empresa y del entorno económico. Al vender sus acciones a un colectivo amplio de inversores se evitan mejor aquellas situaciones de predominio que, en una negociación con un sólo inversor, podrían situar el precio por debajo de una valoración objetiva

 

 

Síguenos en:
Copyright © Bolsas y Mercados Españoles 2017