Bolsas y Mercados Españoles
Buscador de
empresas
Costes de la Inversión

El coste que debe asumir un inversor cuando realiza una compraventa bursátil en el mercado español está gravada con tres tipos de costes: las comisiones que la entidad o entidades intermediarias utilizadas por el inversor apliquen, los cánones de contratación de la Bolsa y los cánones de liquidación de IBERCLEAR. Adicionalmente, hay que tener en cuenta también los gastos de custodia o administración de los valores que también genera el pago de comisiones al intermediario que los gestiona.

  1. Costes de intermediación

    Desde el 1 de enero de 1992 las comisiones aplicadas por todos los intermediarios bursátiles son libres y negociables.

    La normativa vigente obliga a los intermediarios a exhibir al público sus tarifas y a remitirlas a la CNMV. Por lo tanto el inversor tendrá claro, desde el primer momento, qué costes le supone invertir en Bolsa.

    Como norma general, para los inversores particulares, este coste de intermediación oscila entre un 0,2 y un 0,3% del efectivo de cada operación y está entre los más baratos del mundo. Lógicamente, el volúmen de operaciones y la cantidad de efectivo son variables que pueden reducir sensiblemente estas comisiones.

  2. Cánones de contratación de la Bolsa

  3. Cánones de liquidación de IBERCLEAR

  4. Las comisiones de administración o custodia de valores que la Sociedad, Agencia o Banco donde esté abierta la cuenta de valores girarán al inversor suelen oscilar entre el 0,15 y el 0,25% anual sobre el nominal de los valores custodiados. A esto se añaden algunos gastos adicionales por operaciones concretas como el cobro de dividendo, la suscripción de nuevos valores, conversión de obligaciones, etc.

 Todos estos costes han de estar claramente especificados en el contrato de administración o depósito, que el cliente haya acordado al momento de abrir la cuenta de valores.

 

 

Síguenos en:
Copyright © Bolsas y Mercados Españoles 2017